Billy Pilgrim da consejos a su hijo imaginario


Un día descubrirás
que te has hecho viejo.

Hacerse viejo es aprender
a guardar mejor las distancias
y a salvar mejor las ausencias.
Y a esperar, a esperar,
a seguir esperando
sin perder la calma,
en silencio,
hasta el final.